Collejas esparragadas

LLegó la temporada de collejas (Silene vulgaris (Moench) Garcke subsp. vulgaris), una planta silvestre que está buenísima y que aparece al final del invierno, en los bordes de los caminos y  los linderos de las tierras de labor.  Las collejas admiten muchas preparaciones, con ellas se puede hacer revueltos, salteados o pasteles de verdura.  Hoy las he preparado esparragadas, o “esparragás” que es como se dice popularmente, con un majado de pan, ajo y pimentón.

Por Ana Publicado: marzo 24, 2014

LLegó la temporada de collejas (Silene vulgaris (Moench) Garcke subsp. vulgaris), una planta silvestre que está buenísima y que …

Preparación

  1. Se separan las hojas de los tallos y se lavan bien, y se cuecen durante unos 5 minutos en agua ligeramente salada. Cuando están cocidas, se escurren y se reservan.
  2. Mientras tanto se pone en una sartén con un poco de aceite de oliva, se doran los ajos y se reservan. Se fríe la cebolla y cuando está dorada, se reserva, y por último se fríen las rebanadas de pan. Se hace un majado con todo y se reserva.
  3. En la misma sartén, se deja sólo el aceite que cubre el fondo y se rehogan las collejas. Cuando están rehogadas se les añade el majado, y cuando empieza a hervir, se añade la cucharadita de pimentón y el vinagre. Se añade un poco de agua y se corrige de sal y finalmente se deja que reduzca hasta que la salsa quede bien espesita.
  4. Resulta un plato perfecto si se acompaña de un huevo frito o un huevo cuajado.

    Ingredientes

    Para quienes quieren una imagen real de las collejas, tal como se presentan en la naturaleza

    “Son plantas perennes que pertenecen a la misma familia que los claveles, de color verde grisáceo, con hojas ovaladas, opuestas y sin peciolo, pudiendo llegar a alcanzar hasta 60 cm. de altura. Se pueden encontrar todo tipo de terrenos: eriales, caminos y terrenos de labranza.

    Florece a finales de primavera, su flor es blanca, con cinco pétalos y el fruto es una cápsula en cuyo interior se encuentran unas semillas negras.

    En cocina son muy apreciadas por su buen sabor. Para ello se han de recoger tiernas, antes de su floración.”

    Foto y texto de Alpujarra

    Espero que os guste

    11 comentarios en “Collejas esparragadas

    1. Qué bueno tiene que estar! En casa se hacían también de esta forma unos mini espárragos muy finitos que se cogen por los mismos sitios. Me encantaría probar esta planta. Besitos.

    2. De donde viene la expresión “Te doy una colleja” ó “Dale una colleja”, no se la relación existente, nunca las he comido y no creo se comercializan, más bien son para aquellos que las conocen al natural las recolectan y consumen.
      Los urbanitas desconocemos muchas de esas plantas que nacen expontaneamente en el campo y que deben de estar exquisitas.

    3. Si existiera alguna fotografia del natural de esa planta, podrias ponerla, así seriamos más los que competiriamos con los entendidos en recolectarlas.

    4. Cuanta sabiduría en los pueblos, y cuanto alimento al borde de los caminos!

      Me recuerdan a las tagarninas, salvando todas las distancias.

      No las he comido nunca, pero esparragadas no pueden estar malas.

    5. Hoy las he comprado por primera vez, las he visto en la frutería y no he podido resistir el comprarlas. Nunca las he preparado, pero si las he comido hace unos años en Jaén por el barrio de San Ildefonso. Me parecieron deliciosas. Las voy a preparar en revuelto. Gracias por las recetas.

    6. Tengo el congelador lleno de collejas (mi marido es “asaltante” de caminos y veredas): yo hago tortilla “enriquecida” con jamón y queso, y ahora las estoy experimentando en tempura. Buenísimas

    7. Gracias Ana por incorporar las fotografias de las collejas, no me las imaginaba así, pensaba se trataba de una planta a nivel rasero en el terreno, lo tendré en cuenta cuando vaya por el campo.

    No se admiten más comentarios