Remate

El aceite de oliva, las almazaras, el olivar… forman parte de mi vida. En casa de mis abuelos había un molino de aceite, y a él están asociados mis primeros recuerdos de niña, incluso algunas de mis fotos de la infancia están tomadas en el patio del molino.

El olor de la aceituna recién molida, la piedra del molino, los capachos de esparto para prensar… y la merienda del “hoyo” de pan con aceite y azúcar, son recuerdos que para siempre se han quedado grabados en mi memoria

Los veranos de mi infancia siempre fueron en el campo, rodeados de olivos, allí aprendimos a nadar en una alberca en medio del olivar. Eran unos veranos que siempre recuerdo con la nostalgia de las risas con mis hermanos, los juegos en el agua, el cielo limpio y no contaminado de luz tan lleno de estrellas…y tantas cosas buenas

Desde hace unos años nosotros gestionamos parte del olivar que plantó mi padre con mucha ilusión,  y éste era el aspecto que tenían nuestros olivos este frío día de enero. Ahora es cuando acaban de dar su fruto y se han quedado exhaustos, no tienen el esplendor de la época de floración, ni la belleza de sus ramas dobladas por la carga de aceituna, pero, a pesar de todo, el olivo sigue teniendo toda esta belleza y mil matices de verde

Pero no solo hay belleza o disfrute de un paisaje o un magnífico aceite. Detrás de todo hay mucho trabajo , mucho estudio y mucho esfuerzo.

Quizás uno de los trabajos mas duros es el de los aceituneros, los que recogen la cosecha. Los  que trabajan en nuestro olivar acabaron ayer la recolección

Este domingo hemos tenido la comida del remate. Es una tradición en muchos cortijos de la campiña cordobesa, se trata de la fiesta que se hace cuando termina la recolección. La hacía mi padre, cuando las cuadrillas eran enormes porque toda la recolección era manual, y la seguimos haciendo nosotros, ahora que la cuadrilla es más reducida, proque la mecanización también ha llegado al olivar

Se saca la maquinaria de la nave, y allí se organiza la comida

Primero una buena barbacoa, de la que se encaraga Andrés, el cocinllas del grupo. Choricito, mordilla de cebolla, panceta, hummm qué rico todo!

Y despues del aperitivo, viene el arroz, el típico perol cordobés

Los postres los hice yo, flan de 3 clases de leche, tarta de leche merengada, y algunos petits fours

Y con el café y la copa viene el intercambio de regalos… el amigo invisible mas visible que he visto en mi vida… ¡Todos sabian quien regalaba a quien! Pero a pesar de todo, había emoción, abrazos y sobre todo  mucho cariño

Y para combatir el frío del día , nada como una estufa alimentada con madera de olivo, no puede ser de otro modo

Pero mañana hay que seguir con el trabajo, limpiar y guardar todo lo que ya no se va a utilizar hasta el año que viene, y  luego comenzará la poda, después vienen los tratamientos, la labor de suelo, nuevos tratamientos…. un trabajo contínuo durante todo el año, para que el olivo vuelva a dar su fruto y regrese de nuevo la cuadrilla de aceituneros a mediados de otoño

Espero que os guste

44 comentarios en “Remate

  1. Que entrada tan entrañable, la alberca en el campo me ha recordado gratamente mi infancia, aunque no entre olivares sino entre pinares. Me alegro mucho que no hayais perdido la costumbre de la comida del remate, son costumbres que forman parte de nuestras raíces.

    Un abrazo

  2. Hola Ana. Hace tiempo que cocino segun tus recetas.Tengo que felicitarte por todo el trabajo que has echo con esta web. Felicidades.La mayoria de tus recetas me han salido riquisimas.Sigue asi.Gracias. Un saludo Flore

  3. Ana, cómo me ha gustado tu entrada!!!!
    Me encantan esos recuerdos y me encanta que mantengais las tradiciones, aunque los tiempos hayan cambiado. No entiendo nada de olivos, solo se que me encanta verlos. Lo que más me gusta, el orden, la alineación…
    Un saludo, Begoña

  4. *
    Morguix

    *
    Cocasdesabado-Carmen

    Cuando tu quieras, eres bien recibida

    *
    jose manuel

    No se si esta costumbre está extendida por otras zonas

    *
    cocidodesopa

    El trabajo del campo cambia mucho de una zona a otra

    *
    Cavaru

    Gracias, guapa

    *
    Carmen Casado

    Me alegro si te he traido buenos recuerdos

    *
    Sierra

    Somos medio paisanas. Gracias a ti por tu comentario

    *
    Carlos Dube

    Ya lo creo que es un trabajo duro

    *
    Marcela

    Para mi un día en el campo, paseando entre los olivos, me carga las pilar para una temporada

    *
    Rosi

    A mi me parece importante mantenerlas

    *
    clemenvilla

    Gracias Clemen. Ya lo creo que el trabajo es duro y a veces muy ingrato y mal comprendido

    *
    ANA

    Me alegro de que te guste

    *
    Marhya

    En el olivar no se deja de trabajar en todo el año. ahora le toca el turno a los podadores…

    *
    curra

    Sigue siendo muy duro, y a pesar del vobro, se sigue vareando… y el frío…

    *
    Puntiyo

    A mi me gusta mantenerlas

    *
    Caminar sin gluten

    Gracias, a mi me ha encantado vuestro artículo del aceite

    *
    Ana_app

    Si, es un día festivo y alegre

    *
    Marian

    ¡¡Qué rico tu desayuno!!

    *
    miquel

    Me voy ahora a ver en tu blog

    *
    Tuppermenu

    Gracias Tupper

    *
    María Dolores

    Las cosas buenas hay que mantenerlas

    *
    sol-jalapa

    Me alegro de que te guste

    *
    mese

    A mi también me encantan las tradiciones

    *
    perol y mortero

    He pasado mucho tiempo en ese cortijo… y conozco a los que trabajan desde hace muchos años. Me gusta compartir ese día con ellos

    *
    flore

    Gracias, Flore, me alegro de que te gusten mis recetas y mis recuerdos de infancia

    *
    Begoña

    A mi también me encanta verlos, y he tenido la suerte ce ver como se plantan y por eso se el truco para que queden así de bien alieneados

    *
    mesilda

    Si, lo pasaron todos fenomenal. Es su fiesta, y vienen con sus familias. Este año había algunos peques, que se convirtieron en los protagonistas

    Besos. Ana

  5. Aquí en Granada no se termina con estos remates tan buenos!
    Mi marido ha recogido este año aceituna con dos cuadrillas distintas y no sólo no hay remate, sino que este año se ha pagado menos que el pasado y menos días, porque ya se va mecanizando con los tractores vibradores.
    Menos mal que quedan personas tan entrañables y tan cercanas como vosotros!

  6. Marisol, a mi me gusta mantener esta tradición. Después de tanto esfuerzo y trabajo duro, qué menos que una comida especial de todos con la familia¡

    Besos. Ana

  7. Ana, según estaba leyendo estaba recordando los veranos de mi propia infancia. Somos de Priego de Córdoba y mis tíos tienen allí un cortijo rodeado de un olivar infinito…. Yo también aprendí a nadar en una alberca!! Y también jugabas con mis hermanas y mis primos y comíamos el mismo arroz….

    Sigo tu página desde hace poco, pero ahora estoy completamente enganchada. Todo las recetas que he hecho han sido un auténtico éxito.

    Muchas felicides y también muchas gracias…

  8. Se me ponen los pelos de punta ya que, al ser de Córdoba tengo una relación muy directa con los olivos. Ademas uno de mis mejores amigos tiene tierras y en el cortijo hemos celebrado muchas barbacoas del estilo y era yo el que hacía ese perol cordobés que tanto nos gusta y que en mi caso, fue mi padre el que me enseñó a prepararlo y sigo fielmente sus pasos… algun dia, espero, se lo enseñaré yo a mis hijos…

    Que bonito es volar con la imaginación y volver a un pasado nostálgico solo con leer una lineas…

    Un abrazo,

    Rafa

  9. Aiiiins que pintas mas buenas tiene esa paella. Fijo que no quedó ni un grano.
    Felicitarte de nuevo por tu blog, que aunque te escribí hace mucho tiempo pero he estado bastante sin ordenador y no he podido entrar. Enhorabuena por la aceptación que tienes y espero que la sigas teniendo. Saludos

    P.D. Sigue deleitarnos con esas buenas recetas

  10. Pingback: Aceitunas ralladas y aceitunas del año | Las Recetas de Mamá

No se admiten más comentarios